Trucos

Cómo limpiar en forma correcta un cuadro

como-limpiar-en-forma-correcta-un-cuadro.thumbnail

Piezas delicadas, óleos antiguos y cuadros viejos pueden quedar como nuevos si sigues los consejos que vamos a detallar. Sólo nos bastarán algunos productos sencillos de encontrar y un poco de maña.

Generalmente con el transcurso del tiempo cualquier gran óleo pierde su lustre y hasta parecen algo deteriorados, pero podemos limpiarlo sin ningún riesgo y no dañarlo. La limpieza de un óleo es relativamente fácil y es posible realizar esta tarea uno mismo en su propio hogar. Como primer paso, nos conviene impregnar un bastoncillo de algodón limpio en agua tibia e intentar limpiar alguna zona del cuadro que sea poco visible. Debemos hacerlo con movimientos circulares y sin insistir mucho a efectos que el agua no penetre en la tela.

Si no ha resultado satisfactorio, lo que tendremos que hacer es intentarlo ahora preparando una disolución a base de amoníaco, solamente una o dos gotas, y unos tres dedos de agua aproximadamente. Lo común sería que la suciedad quedara en el algodón empleado. Cuando hayamos verificado que la pintura no sufrió daños, podemos repetir esta fórmula en toda la tela. La limpieza de las telas debe ser siempre suave y delicada.

Una vez retirada toda la suciedad, tenemos que dejar secar la humedad y aplicar un barniz mate en spray para protegerlo. Si el cuadro es muy rico y valioso lo mejor será consultar a un anticuario.