Trucos

Cómo limpiar la campana o el extractor de la cocina

Modern fitted kitchen with red wall

La campana o el extractor de aire de la cocina debe mantenerse limpio para que funcione correctamente y nos dure el máximo de años. Para ello seguiremos unos consejos que nos permitirán realizar la limpieza fácilmente y con seguridad. Cuando el extractor de aire o la campana están sucios no eliminan los olores ni los vapores de la cocina, por lo que gastaremos electricidad sin ninguna utilidad. 

Si el extractor de aire es de pared sin campana, debemos limpiar las hélices con agua caliente y detergente.

Limpieza de las piezas

En primer lugar debemos desenchufar la campana de la corriente eléctrica para evitar cualquier problema. Una vez que tengamos la seguridad de que no existe contacto eléctrico procederemos a retirar las piezas de la campana que sean desmontables con el objetivo de lavarlas en el fregadero.

Es importante que antes de mojar las piezas con agua quitemos la grasa que se ha acumulado con un papel de cocina absorbente. A continuación utilizaremos un trapo mojado ligeramente con un producto antigrasa. El interior de la campana también se puede limpiar con una esponja humedecida en amoníaco, eso sí, con mucha precaución para no humedecer el motor.

Después limpiaremos las rejillas que actúan como filtro, utilizando también un producto antigrasa que dejaremos actuar durante unos quince minutos. Para un mejor resultado podemos usar un cepillo de dientes viejo que nos ayude a retirar la grasa de las zonas más difíciles. Cuando hayamos eliminado la grasa, aclararemos las rejillas con agua caliente y dejaremos que se sequen totalmente antes de volverlas a colocar en su sitio.

Y en el exterior de la campana…

En la zona exterior del extractor de aire podemos usar simplemente un trapo humedecido en agua y jabón. En el caso de que la campana sea de acero podemos adquirir un producto limpiador específico para este material.

Finalmente, y siempre que las piezas que hayamos desmontado y limpiado estén totalmente secas, volveremos a montar la campana y comprobar que funciona correctamente.