Trucos

Cómo limpiar las manchas de obra en un baño

En un post anterior veíamos las mejores formas de distribuir un baño, si estamos pensando en una obra. Pues si lo hacemos, hay que pensar que al terminar la suciedad de obra es algo complicada. En general es algo que yo prefiero conversar bien antes, de modo de que quien hace la obra se encargue de entregarla en las mejores condiciones posibles. Aún así, no es una limpieza simple la que debemos hacer para que la terminación sea la ideal. Claro que siguiendo algunos consejos simples, con elementos que tenemos en casa, se puede conseguir un resultado excelente sin que el esfuerzo sea imposible.

Para limpiar bien los azulejos mezclamos una taza de agua caliente con dos tazas de vinagre de alcohol. Dejar esta solución aplicada sobre las zonas complicadas  y las vamos humedeciendo cada tanto hasta que afloje. Si esto no ocurre preparamos una mezcla de sal de cocina con vinagre, con la consistencia de una papilla. Dejamos sobre la zona  y frotamos luego de unos minutos, con una tela limpia. Con los pisos el tratamiento es el mismo.

Para los marcos de aluminio, pasamos un poco de aguarrás, o alcohol industrial, siempre protegiendo el piso al que hemos forrado con papel o cartón. Lo aplicamos con cepillo duro. Para el aclarado hacer una solución con agua y un poco de vinagre de alcohol. Es muy importante que el aclarado sea perfecto, siempre teniendo en cuenta que el aguarrás mancha.

Para los vidrios no falla una solución hecha con una taza de agua, una de alcohol de quemar y dos cucharadas de amoníaco. Tener en cuenta aplicar en lugar bien ventilado porque huele muy mal. Aclarar mucho.