Trucos

Cómo limpiar las paredes y los techos

Hand cleaning.

Muchas veces no sabemos que las paredes y los techos de una vivienda se pueden limpiar, y más en las casas donde hay personas que fuman o niños. Hoy os damos unos consejos para poder limpiar estas zonas de forma fácil y eficaz.

Paredes limpias

Si las paredes están pintadas con pintura lavable todo será más sencillo, ya que únicamente tendremos que aplicar en una esponja bien humedecida un poco de lavavajillas. En ciertos casos es necesario pasar la esponja por toda la pared para que no se noten las diferencias de color tras haber limpiado una zona en concreto. Esta mezcla también la podemos utilizar para limpiar estanterías de pladur siempre y cuando estén pintadas con pintura lavable.

Otro truco para quitar las rozaduras y las manchas es utilizar gomas de borrar específicas para paredes.

Techos sin manchas

La mejor forma de limpiar el techo de una habitación o del comedor sin levantar demasiado polvo es atar un trapo seco y limpio al cepillo de una escoba, el cual deberemos limpiar cada vez que veamos que se ensucia.

En cuanto al techo de la cocina lo mejor es limpiarlo con agua y vinagre, ya que suele tener manchas de grasa que se producen cuando cocinamos. En este debemos poner la misma cantidad de agua caliente y de vinagre en un recipiente que tenga un sistema para rociar. A continuación aplicaremos la mezcla directamente en las zonas con manchas y después limpiaremos con un trapo seco. Podemos hacer varias pasadas rociando con la mezcla hasta que salgan las manchas.

El humo del tabaco es sin duda uno de los grandes enemigos de las paredes, ya que hace que éstas adquieran un desagradable y característico color amarillento. Un buen truco para quitar estas manchas es usar jabón de azúcar diluido en agua.