Trucos

Cómo mantener el mármol en perfecto estado

marble

El mármol es un tipo de piedra que ha formado parte de los hogares desde la antigüedad. Su belleza se puede apreciar tanto en estructuras externas como internas, por lo que debemos cuidarlo correctamente para conservar todas sus características. A pesar de ser un material noble muy duradero suele ser propenso a las manchas por su porosidad.

Limpieza

Normalmente el mármol se limpia con agua de soda caliente, enjuagando posteriormente con bastante agua. En caso de alguna mancha en concreto, podemos aplicar sobre la misma agua oxigenada al 3% durante dos horas, limpiándolo a continuación con una bayeta humedecida en agua. Si la mancha fuese muy oscura podemos añadir un poco de gasolina, aceite mineral o algún producto específico para la limpieza de muebles. No debemos utilizar nunca vinagre o ácido acético, pues contribuyen a su deterioro.

Según el color

En el caso del mármol blanco podemos utilizar una mezcla de media taza de agua oxigenada con un poco de zumo de limón, aplicándolo con una esponja y dejándolo actuar toda la noche. Debemos enjuagarlo con bastante agua la mañana siguiente y darle brillo con algodón industrial. De todas formas debemos tener cuidado con el limón, evitando aplicarlo muy a menudo, y retirándolo con abundante agua.

En cuanto al mármol de color, si queremos mantener el brillo y el color de las vetas, podemos utilizar detergente líquido, después un poco de gasolina en un trapo con el que frotaremos, y finalizar con cera incolora aplicada con otro trapo. Además, le podemos dar brillo con un algodón industrial.

Otros consejos

Tenemos que tener presente otros cuidados que nos ayudarán a conservar el mármol. Lo primero es quitar el polvo frecuentemente. Las superficies se deben limpiar diariamente, o lo más a menudo posible, con detergente normal, secándolas bien después de limpiarlas con agua. Por último, debemos evitar los limpiadores abrasivos porque lo pueden perjudicar.