Trucos

Cómo maximizar el almacenaje con muebles adecuados

Cómo maximizar el almacenaje con muebles edecuados

Es un hecho que en las grandes ciudades (y hoy día en las no tan grandes) los pisos son cada vez más pequeños, por lo que la buena elección de los muebles es primordial. Más gente en el mismo espacio parece ser la consigna. Pero tener que vivir en menos metros cuadrados no puede implicar nunca tener que renunciar ni a la belleza ni a la funcionalidad. Eso si, es necesario planificar todo mucho más. Lo que es estéticamente bonito debe servir para algo. Los muebles o elementos multifunción son una respuesta a buena parte de estos problemas. Veamos un poco más como hacer para ganar espacio de almacenaje.

En el dormitorio

Debajo de las camas, con canapé abatible o como sea, es clave almacenar lo que se usa, pero no en ese momento. Es el lugar ideal para la ropa de contra temporada. Suele ocupar mucho espacio en los muebles y entorpecer el uso de los mismos. Debajo de la cama no molestan.

En los pies de la cama, siguiendo en el dormitorio, podemos poner un descalzador que también os servira para almacenar. Ahí van todos lo zapatos. En el caso de las botas altas, os doy un tip. Para que queden siempre en perfectas condiciones ponemos dentro de ellas una botella de plástico, obviamente vacía. Eso conserva el buen estado de la bota.

Hay muchas ideas de cómo ganar espacio en la cocina. Es importante aprovechar muy bien las paredes. No quiere decir que sea necesario recargar con muebles enormes, pero convenientemente pintados, o con puertas de vidrio esmerilado no son tan pesadas a al vista y se gana mucho espacio de guardado. Una mesa abatible, que ya hemos visto como instalar con un mínimo de trabajo (y lo hacemos nosotros mismos) resuelve el sitio para comer o incluso aumenta el área de trabajo.

Otros sitios

Debajo de las escaleras es importante aprovechar muy bien el lugar. Sin embargo solemos olvidar las zonas de paso. En ellas se puede colgar buenos estantes, de modo que no interfieran con el paso, sean decorativas y aumenten nuestros sitios de almacenaje o exposición de objetos que nos gustan (fotografías, por ejemplo).