Trucos

Como pintar una puerta de metal

Las superficies de metal requieren de algunos puntos a tener en cuenta. La preparación de este tipo de trabajo, previo a empezar a pintar, es fundamental. Si no lo hacemos adecuadamente, en un tiempo veremos como se deteriora todo lo hecho. Por lo tanto, hay que tener paciencia y seguir todos lo pasos.

Primero hay que limpiar bien la superficie, usando detergente o hipoclorito de sodio si hay manchas de grasa. Aclaramos bien y dejamos secar.

El siguiente paso es lijar. Debemos revisar si hay zonas con abolladuras o muy deterioradas. En ese caso lijamos con cepillo de alambre, las reparamos con masilla, dejamos secar y lijamos con lija fina.

La primera mano es de convertidor u antióxido, y la damos en la superficie limpia, seca y a la sombra. Hay pinturas algo más caras que ya vienen con el convertidor, en ese caso, damos dos o tres manos. En el anterior, luego del antióxido damos dos manos de esmalte.

Imagen: flickr.com