Ideas

Cómo poner césped artificial

artificial rolled green grass, isolated on white

El césped artificial es una opción muy interesante si tenemos un jardín o una terraza, ya que es fácil de mantener, tiene un buen precio y es muy resistente. Hoy os explicamos sus ventajas y cómo instalarlo.

Ventajas

El césped artificial es, en definitiva, una moqueta sintética que se parece al césped natural pero mucho más fácil de mantener, ya que no hay que regarlo, lo que supone un ahorro en agua. Además tiene capacidad de drenaje y no se crean charcos.

Es muy resistente y dura muchos años, soportando perfectamente el sol, el cloro, la lluvia y la nieve.

El césped artificial es ideal para áticos, terrazas y balcones. Lo podemos encontrar con y sin drenaje, y resisten perfectamente la lluvia. También los podemos elegir entre diferentes colores y disfrutar de la sensación de un césped natural, ya que son suaves.

Instalación del césped artificial

Si vamos a colocar el césped artificial sobre césped antiguo o tierra antes debemos preparar el terreno. Lo primero es nivelar y fumigar la zona para evitar las malas hierbas y cualquier tipo de plantas. También hemos de quitar las piedras y otros restos que encontremos. Cuando la zona esté limpia rellenaremos con gravilla y arena para que el nuevo césped drene correctamente y se asiente. Es importante compactar muy bien los materiales para que la superficie quede nivelada.

Una vez hecho lo anterior, cubriremos la zona con una manta especial que separa, filtra, drena y protege el césped artificial. Y ahora ya podemos colocarlo, para ello lo extenderemos y estiraremos al máximo a fin de que no queden dobleces, recortando asimismo los trozos que sobran. 

Cuando comprobemos que todo está bien, pegaremos el césped artificial con unos adhesivos de poliuretano especiales. Finalmente podemos cubrir todo el césped con arena de sílice para que quede perfecto.