Ideas

Cómo poner ruedas a una mesa

con-ruedas

Seguro que alguna vez te has quedado con ganas de mover una mesa de un sitio para otro de la casa, pero fuiste incapaz por el peso. Si estás entre ellos, posiblemente te interese saber cómo poner ruedas a una mesa.

Además de facilitar los desplazamientos, nos resultará muy útil moverla para limpiar debajo de la zona donde esté colocada. La colocación de unas ruedas no es una tarea complicada. En primer lugar tendremos que comprar las ruedas que mejor se adapten a la mesa. Tendremos en cuenta el ancho de las patas.

Siempre es mejor que vengan con freno para que no se estén moviendo sin parar. Una vez que las hayas adquirido es el momento de ponerse manos a la obra. Hay que buscar el punto central de cada pata. Para ello realizaremos dos intersecciones que nos ayudarán a conseguirlo. Hacemos una marca con el lápiz en el centro que será el punto de sujeción de la rueda y donde tendremos que realizar el orificio.

Cortar las patas

Comprueba bien antes de colocar las ruedas que la mesa no quede demasiado alta. Si te ocurriese esto no habría problemas porque se solucionaría cortando un poco las patas. Solo tendríamos que marcar y cortar con una sierra para a continuación lijar e instalar la rueda.

El último paso de esta operación, tanto si hay que cortar como si no, es la colocación del soporte de la rueda en la pata. Tendremos que atornillarlo a la mesa y encajar la rueda. No solamente se pueden poner ruedas a las mesas, también a las sillas o a las estanterías con cajas de madera.

Como hemos visto se trata de una tarea muy sencilla y que nos llevará poco tiempo. Resulta muy útil esta propuesta para aquellas mesas pequeñas que pueden realizar las funciones de muebles auxiliares para el comedor o la cocina.