Trucos

Cómo preparar una habitación para pintar

Worker preparing to paint a room

Antes de ponernos a pintar una habitación hay que prepararla previamente para no llevarnos un susto con sorpresas innecesarias. Si pensamos que no vamos a manchar nada con la pintura estamos muy equivocados.

Nos llevará muy poco tiempo proteger la habitación y necesitaremos únicamente unos plásticos o papeles de periódico, cartones para colocar en el suelo y cinta de carrocero para cubrir adecuadamente la estancia.

Lo más adecuado a la hora de pintar es retirar todos los muebles de la habitación para poder acceder con más comodidad a los distintos rincones de las paredes. De esta manera no se quedará ningún hueco por pintar. También cabe la posibilidad de que tengamos unos muebles excesivamente grandes y que resultan excesivamente pesados para trasladarlos a otro sitio. En ese caso y si no tenemos intención de moverlos en un periodo largo de tiempo, no habría problemas en no pintar ese tramo de pared, ya que quedará cubierta con el mueble.

En el caso de que tengamos que dejar algo del mobiliario en la habitación a pintar tendríamos que taparlos bien. Para ello usaremos unos plásticos que extenderemos bien, asegurándonos de que cubren bien el mueble. Para sellarlos adecuadamente hay que utilizar cinta de carrocero que pegaremos en los extremos de los plásticos.

Hay otros elementos, como pueden ser las lámparas, que no podemos trasladarlos mientras pintamos, por eso lo más recomendable es emplear papel de periódico. Estos consejos te serán de utilidad si tienes pensado decorar una habitación femenina.

Si nos centramos en los suelos lo más aconsejable es cubrirlos por completo con plásticos, que iremos sellando con cinta de carrocero como ya hiciéramos con los muebles. También es conveniente colocar unos cartones en aquellas zonas sobre las que vamos a pisar, sobre todo en los pasillos, ya que es posible que llevemos en el calzado algo de pintura y podemos ensuciarlos.