Trucos

Cómo quitar el empapelado

Muchas veces dejamos por más tiempo un empapelado que no nos gusta mucho, simplemente por no tener que quitarlo. Es un trabajo tan tedioso que uno piensa que es interminable, por lo que recurre a profesionales. La idea no es mala, pero eso tiene un costo y no es bajo. Hay trucos para que esta tarea sea mucho mas simple de lo que parece, veamos algunos para poder por fin quitar ese papel pintado que ya nos ha cansado y poder colocar algo que nos guste o simplemente pintar.

Un truco muy usado es preparar una mezcla de partes iguales de vinagre blanco y agua tibia. Con una esponja o trapo vamos mojando el papel por sectores, dejamos actuar un poco y retiramos con espátula o a mano. Si usamos la espátula hay que tener cuidado de no dañar la pared.

Otro truco muy usado es preparar una solución de dos litros de agua caliente con 8 cucharadas de detergente común, el que usamos a diario en la cocina. Con esponja mojamos muy bien la pared con esta solución y vamos retirando el papel de la misma forma que en el caso anterior.

Sea cual sea el preparado que usemos, hay un truco de como aplicarlo. Con mucha delicadeza antes de mojar la pared hacemos pequeños tajos en el papel, de modo que cuando coloquemos la solución líquida, esta penetre con mucha más facilidad. Luego de terminar, aún en el mejor de los casos, siempre habrán pequeños trozos que han quedado adheridos. Los retiramos con un cepillo duro, pero sin marcar la pared.

  • http://www.briconatur.com Briconatur

    Me inclino más por esos recursos que por los preparados. En realidad lo que hay que conseguir es que el soporte (pared) absorba la humedad y que la expulse hacia el papel. Esto hace que el adhesivo se debilite y de esta manera conseguimos despegar el papel.
    Muy buenos trucos.