Reparaciones

Cómo quitar el yeso de una pared

Worker

Con las herramientas necesarias, un mínimo de criterio y un enorme apego a las medidas de seguridad, no hay casi nada que no pueda hacer en casa un buen aficionado al bricolaje. El punto es que cuanto más hacemos más aprendemos y más queremos hacer. Ni hablar cuando se comienzan a ver los resultados. Nos hemos propuesto un trabajo que parecía enorme, pero al fin de mucho esfuerzo ahí lo tenemos. Esto nos permite no solo dejar la casa mucho más linda, sino algo mucho más importante que es la satisfacción de dar libertad a nuestro espíritu creativo. Si queremos, por ejemplo, tener una pared convertida en pizarra, pues a por ello.

Cambiar un recubrimiento es una tarea no menor que lleva varios pasos. El primero y obvio es retirar el recubrimiento existente. Esto es solo en los casos que es necesario, donde el deterioro del material es tal que obliga a sustituirlo.

Primero hay que ver de que es la pared

Para eso, en el extremo superior de la habitación haremos un orificio con taladro, de modo de atravesar el yeso y nada más. Ahí veremos si se trata de un muro de ladrillos, bloquees o lo que sea. En ese mismo orificio vamos a introducir un cincel, al que iremos golpeando con el martillo de modo de retirar el yeso sin dañar la pared. En cuanto el ángulo lo permite colocamos el cincel en diagonal y vamos retirando paso a paso, sin apuro, todo el yeso.

El paso final es retirar lo que ha quedado con una rasqueta, o de no tener, podemos usar un cepillo de cerdas.