Trucos

Cómo quitar las tuercas y los tornillos fácilmente

Nut and bolt

En ocasiones necesitamos cambiar tuercas y tornillos que están oxidados, pero por este mismo motivo resultan muy difíciles de quitar. Hoy os damos unos consejos para retirarlos fácilmente.

Normalmente casi todos intentamos retirar las tuercas y tornillos empleando la fuerza, pero no suele funcionar, ya que incluso puede agrietar materiales como la madera y el plástico, por lo que debemos utilizar otras técnicas más efectivas y sin que causen daños.

Destornillador

Lo más importante sin duda es disponer del destornillador correcto, es decir, que tenga la misma punta y el mismo tamaño que el tornillo que queremos quitar. En el caso de que no consigamos quitarlo podemos intentar atornillarlo un poco más antes de proceder a destornillarlo, ya que de este modo puede que se coloque adecuadamente y podamos retirarlo.

Si aun así no podemos destornillarlo entonces procederemos a dar golpes, no muy fuertes, al destornillador ayudándonos de un martillo. También podemos calentar con un soldador eléctrico la punta del destornillador antes del intentar destornillarlo de nuevo.

Más trucos para quitar tuercas

Para quitar el óxido de una tuerca existen otros trucos caseros. Uno de los más utilizados es utilizar limón o vinagre, aunque este último es mucho más efectivo, eso sí, siempre que lo dejemos actuar al menos unas seis horas

También podemos quitar una cantidad importante de óxido lijando con cuidado alrededor de la tuerca que queremos desenroscar. Después limpiaremos la zona lijada con un cepillo de acero y pasaremos un trapo seco para retirar el polvo que el óxido ha producido.

Además, podemos verter unas gotas de amoniaco para aflojar la tuerca y lo dejamos actuar durante unos cinco minutos, lo cual nos ayudará a desenroscarla fácilmente.

Por último, también podemos humedecer la tuerca o el tornillo oxidado con agua oxigenada durante un rato y proceder a desenroscarlo.