Herramientas y MaterialesTrucos

Cómo re-encuadernar un libro

como-re-encuadernar-un-libro

Actualmente ocurre que muchas veces los libros vienen encuadernados de un modo no muy correcto. Cuando se utilizaba la técnica del cosido de las hojas, esto no ocurría mucho. Pero cuando la encuadernación moderna está mal hecha, es un verdadero problema, ya que suelen desprenderse algunas hojas. Veamos cómo solucionarlo, de una forma simple y eficiente.

Lo primero que tenemos que hacer es desprender totalmente las hojas débilmente adheridas. Al hacerlo notaremos que el área defectuosa suele ser mayor que la aparente. Retiramos con delicadeza los restos del adhesivo anterior. Una vez hecho esto, ya podemos iniciar el trabajo en sí mismo.

Con un pincel pequeño lo primero a realizar es colocar un pegamento correcto. En el mercado hay numerosos productos adecuados a este fin, a precio sumamente módico. Si bien no tenemos que exagerar, la cantidad tiene que ser adecuada, más bien abundante (claro que sin pegar las hojas más lejos del marco de las mismas). Colocamos con firmeza el sector que estaba suelto y cerramos el libro. Lo golpeamos firmemente sobre el lomo, contra una mesa, para que se distribuya bien el pegamento.

Sólo nos resta colocarlo apoyado sobre el lomo, bien derecho, y a los lados dos libros más, de modo que lo mantengan en posición. Tiene que estar perfectamente vertical para que no se desplace el pegamento. Lo dejamos en esa postura al menos durante dos días para que el material seque del modo debido. Transcurrido ese plazo ya podemos comprobar cómo hemos solucionado el problema y podemos guardarlo como corresponde.