Ideas

Cómo renovar un sofá de obra

Cómo renovar un sofá de obra

Los muebles de obra tienen numerosas ventajas y algunas desventajas. La durabilidad es la mayor ventaja pero también es un inconveniente, ya que puede ser que nos aburra un poco  y cambiarlo implica, valga la redundancia, una obra. En la sala de casa tengo un enorme sofá de obra, en forma de L, que me ha solucionado la vida. Es verdad que algunas veces pienso en cambiarlo, pero no lo he hecho, más bien voy a volver a renovarlo, como ya he hecho un par de veces.

La pintura es la forma más simple y barata de renovarlo

Podemos hacer un composé o un contraste con las paredes. En mi caso me decidí por el mismo color pero en un tono mucho más intenso. Me ha gustado el cambio, pero esa ha sido una de las últimas renovaciones.

Cambiar el tapizado

A ella le ha seguido el cambio de tapizado y hasta de cojines. De la tela lista me he ido a un diseño mucho más alegre. Retiré los cojines pequeños, que eran muchos y agobiaban bastante y he dejado los más grandes. Esos cojines pequeños son algo que queda muy bien en la imagen pero no son prácticos.

En este momento apunto a una decoración acogedora por lo que tal vez revista la parte inferior con madera. No he tomado la decisión aún porque tal vez quede más que acogedor, algo pesado a la vista. Lo más probable es que la madera la pinte de un color bien claro y luego lo patine.

Como veis son muchas las formas de renovar, luego os cuento que he hecho.