Reparaciones

Cómo reparar la moqueta

Cómo reparar la moqueta

Estamos en plenas tareas de primavera, por lo que cuando comenzamos a preparar la gran limpieza a fondo, antes debemos ver bien cuales son las cosas que debemos reparar. Nada que quede más desprolijo y que afee tanto el aspecto de una ambiente, como una moqueta que se encuentra rota. Esto es algo que no ocurre con mucha frecuencia si se la ha instalado correctamente, pero hay veces que de todas formas ocurre.

Al comprar, comprar de más

Un punto muy importante a tener en cuenta es que cuando compramos la moqueta, lo mismo que cuando compramos baldosas o azulejos, es clave aumentar en un poco esa compra para tener una cantidad extra para reparaciones. En el caso de la moqueta, cuando tenemos un trozo adicional, casi seguro que no se verá nuestro arreglo. En caso contario hay que conseguir la más similar posible.

Cortar y pegar

El primer punto es colocar la moqueta sana sobre la que tiene el desperfecto  y con ayuda de un cutter cortar ambas, siempre recordando cortar dejando un buen margen sano. Quitamos la que estaba colocada, quitando el pegamento con el solvente adecuado, que aplicaremos con un simple trapo. Una vez hecho esto, limpiamos muy bien el suelo y dejamos secar. Con la zona limpia y seca pegamos la moqueta que hemos cortado nueva y hemos terminado.

Como veis la tarea es más que simple. El punto es que si no tenemos moqueta sobrante como para hacer la reparación, no va a quedar tan perfecto como debería. Ni hablar si tiene un bonito diseño, como motivos barrocos. En ese caso, el problema no tiene muchas soluciones.