Trucos

Como reparar una suela

En España hemos pasado por todo. Al menos en términos económicos, y eso en pocos años. En algunos rubros se refleja más, como por ejemplo en los zapatos. Desde mi infancia recuerdo que si un zapato se rompía, se lo llevaba a arreglar. Cuando las cosas mejoraron, simplemente se compraba uno nuevo. Pero ahora las cosas van bastante mal, y nosotros mismos podemos resolver pequeños problemas, ahorrando unos euros.

Un problema muy frecuente es que la suela se despegue, pero el zapato está muy bien. La reparación es especialmente simple.

Solo tenemos que separar las partes que estaban despegadas, de modo de poder limpiar muy bien las superficies que tiene que estar en contacto. Eso lo hacemos con una tela limpia mojada en alcohol, cuidando no dejar nada del pegamento.

Una vez secas ambas superficies, colocamos pegamento de contacto en las mismas y dejamos secar. Luego las apoyamos firmemente una contra otra, presionando por unos minutos. Es recomendable rellenar el calzado con papel de diario.

Dejamos secar un día, y ya está pronto.

Imagen: pasionclub.com