Restaurar

Cómo restaurar las rejas de casa

verja

Todos los elementos que permanecen al aire libre sufren el desgaste de las inclemencias del tiempo, por eso es posible que te interese saber cómo restaurar y mantener en buen estado las rejas de casa,

Suelen colocarse en las ventanas, puertas o en los accesos a las fincas por motivos de seguridad. En primer lugar será preciso iniciar los trabajos de recuperación con una limpieza en profundidad. De esta manera podremos valorar el estado de las rejas

En el caso de que la pintura solo haya perdido un poco de brillo y no presente grietas se podrá hacer la limpieza con un trapo mojado en disolvente. A continuación habrá que lijar la superficie para que la pintura se pueda adherir mucho mejor. Completaremos los trabajos con una mano de imprimación y con la pintura que más nos guste, intentando que sea especial para exteriores.

Si las rejas presentan un mayor estado de deterioro, entonces habrá que realizar un trabajo más profundo que nos obligará a eliminar los restos de óxido o de pintura en mal estado. Nos ayudaremos de una espátula para quitar los trozos que sobresalen. A continuación tendremos que pasar un cepillo para limpiar el polvo.

No nos olvidemos de que se trata de una superficie muy castigada por la lluvia y el frío. Para su correcta conservación emplearemos un producto desoxidante, que es especial para este tipo de tareas. Al tratarse de una material muy tóxico es preciso emplear las protecciones adecuadas, además de seguir las indicaciones del fabricante.

El siguiente paso, una vez que retiremos el desoxidante, es lijar las zonas más dañadas con un cepillo de alambre. Los restos se quitan con un trapo húmedo y completamos las labores de limpieza con un trapo empapado en aguarrás.

La pintura que utilicemos para las verjas es especial para exteriores, anticorrosiva y con selladores para que no aparezca óxido y moho. Te interesará saber lo qué significa cada color a la hora de decorar.