Restaurar

Cómo restaurar una silla de metal para la terraza

Elegant garden furniture on tuscan terrace, Italy, Europe

En realidad hablamos de una silla de metal para exteriores, pero no puedo evitar dar mi opinión.  Si se trata de un jardín con suficiente espacio me gustan mucho más los muebles de madera, que suelen tener mayor tamaño, pero son más cómodos. Me diréis que llevan más mantenimiento, pero no podemos dejar de ver que cualquier cosa que queda al aire libre necesita mantenimiento. Por supuesto que lo ideal es que por las noches o durante la época más complicada, quede al menos bajo techo. Sin embargo, para una terraza, unos  muebles de metal me parecen muy adecuados y alegres. Claro que como todo, el mobiliario de jardín tiene que ser a gusto de quienes viven en ese lugar  y tiene que combinar con el resto de la decoración.

Una terraza pequeña que admita una mesita y dos sillas, ya es un lugar donde cenar o desayunar en verano. Pero como la terraza es un lugar seguramente colorido, podemos seguir la idea y pintar nuestros muebles también con esos colores.

El primer paso es el peor, pero se puede

Se trata de lijar a fondo, no para retirar del todo la pintura anterior, sino de retirar las zonas deterioradas. Para que la nueva pintura se pueda fijar, basta con dar cierta porosidad. Retiramos el polvo con una tela que hemos humedecido en alcohol.

El siguiente paso es pintar

Antes era necesario dar una mano de protector anti-óxido. Hoy día hay pinturas que ya lo traen incorporado. Si no lo tiene, pues una mano de protección. En ambos casos lo ideal es dar al menos dos manos de color.

Solo nos resta elegir una linda tela para el cojín y comenzar a disfrutar la primavera que ya ha llegado.