Trucos

Como sacar manchas de una bañera

como-sacar-manchas-de-una-banera

 No es correcto pensar que porque la bañera albergue considerables cantidades de jabón y agua queda limpia y aseada como si de una persona se tratase, sino todo lo opuesto. Es común observar a la bañera con algunas manchas significativas y es por eso que estudiaremos los diferentes tipos de suciedades que pueden originarse y la mejor forma para quitarlas. Generalmente hay una solución para cada tipo de mancha.

Si la bañera es de material acrílico hay que utilizar un producto limpiador pero que no sea muy abrasivo. Le pasaremos algún cepillo con cerdas suaves y luego habrá que enjuagar muy bien la bañera.
Si se trata de una bañera con fibra de vidrio tendremos que aplicar los productos especiales para esta clase de fibras. Luego refregar con una esponja pero con mucho cuidado. Culminamos enjuagando con bastante agua.
Para las bañeras de cerámica o losa hay que usar un poco de aceite de limón. Mojamos con el aceite un trapo suave y lo pasamos sobre los laterales de la ducha. Luego secamos con otro paño limpio.

Si la bañera es de mármol o de porcelana, debemos combinar una medida de amoníaco, cuarta medida de bicarbonato y media medida de vinagre. A esta mezcla le agregamos medio litro de agua caliente. Utilizando guantes de goma resistentes, y con la precaución de contar con una ventilación adecuada, frotamos la mezcla con una esponja suave y después enjuagamos con agua fría.
Para las manchas oscuras es conveniente rociar con una trapo seco con un poco de bicarbonato. Si se forman manchas de óxidos, usamos la mitad de un limón. Lo rociamos con sal y refregamos las manchas. Luego enjugamos bien.

Para las manchas amarillentas tendremos que combinar una cucharadita de sal y cuarta taza de trementina. Mojamos un trapo limpio con esta mezcla y frotamos fuertemente.
Las manchas y suciedades alrededor de las rejillas de desagües también tienen solución, salen fácilmente con una aplicación de bicarbonato. No olvidar que el vinagre es ideal para retirar las posibles capas de jabón viejo que quedan adheridas a las paredes de las bañeras.