IdeasTrucos

Cómo sacar provecho de un espacio reducido

como-sacar-provecho-de-un-espacio-reducido

Este es un problema muy actual, ya que los pisos suelen ser pequeños, o incluso la vivienda puede tratarse de un único ambiente, de modo que tenemos que maximizar las posibilidades. La planificación previa es la clave, definiendo cuáles son las necesidades que tenemos y los metros de que disponemos.

Un punto muy importante es el empleo de colores en techos, paredes y pisos. Aquí no tenemos muchas dudas: hay que recurrir a los colores claros o muy claros, que dan sensación de amplitud. Podemos usar un tono algo más oscuro en el techo si es muy alto, pero evitando los tonos muy fuertes.

Los muebles deben elegirse con cuidado. La multifunción de los mismos es una herramienta fundamental. Por ejemplo, usar sofá-cama. Cuando el espacio es reducido, el ambiente debe verse especialmente despejado, por lo que es muy importante tener suficiente espacio de almacenamiento. Las cajoneras, espacios rebatibles en la parte inferior de algunos muebles, repisas, etc., son de uso casi obligatorio. Algo muy importante, que quita espacio son las puertas de los armarios, por lo que son de elección prioritaria – en mi opinión-, los que cuentan con puertas corredizas. Los muebles que tengan sectores extensibles según la necesidad de uso, también son un buen aporte.

Si necesitamos disponer de un sector tipo estudio, para el ordenador y para trabajar, se puede hacer en muy pocos metros cuadrados. Debemos elegir un sector con buena iluminación, y que no sea el más transitado. Una mesa con un algunos cajones y repisas en la parte superior, suelen ser suficientes. Por supuesto que las medidas se deben adaptar a la realidad del espacio, pero no es necesario que sea una mesa con gran profundidad, siempre que tenga un ancho que permita trabajar con tranquilidad. La elección de la silla debe ser en base a la funcionalidad, respetando en primer lugar la comodidad que la estética.

Por último, recomiendo no abusar de objetos decorativos, como adornos, cuadros, etc. Una decoración minimalista es lo ideal en estos casos.