Trucos

¿Cómo se hace el dorado a la hoja?

hoja

Esta es una técnica que se emplea mucho para dar terminación a algunos trabajos sobre madera o yeso, fundamentalmente. Quizá donde lo vemos con más frecuencia es en marcos de cuadros. Sobre un color base, se destaca el dorado, que a su vez puede estar envejecido,  con una pátina que damos con ese fin.

En sí la técnica no ofrece dificultades, pero como el material que trabajamos es muy frágil, es necesario hacerlo con calma y delicadeza. Necesitamos pintura para el color base (rojo  borgoña, azul, verde  o negro), pegamento especial (se llama cola de conejo y se consigue en tiendas de manualidades, aclaro que puede tener otro nombre, así que al pedirlo mejor decir para qué se va a usar) y  láminas de pan de oro (también pueden tener otro nombre, según el país). Estas láminas vienen en muy finas planchas, de unos 20 cm de lado, separadas con un papel especial.

Una vez que está bien seco el color base, pincelamos con pegamento. Esperamos a que esté pegajoso al tacto, y recién ahí podemos empezar a pegar las láminas. Hay que hacerlo con cuidado porque son muy frágiles, y sin superponerlas. Se  retira el exceso de material con un pincel y se deja secar. Si le queremos dar un aspecto envejecido, que le queda muy bien, podemos hacerlo con betún de Judea. En un post anterior vimos esa técnica, en este caso tenemos que aplicarlo con suma delicadeza, y retirarlo con un trapo de algodón.

Requiere de práctica y paciencia por las características del material, pero no es complicado. Practiquen sobre una superficie de prueba y después ya están listos para dorar todo lo que se les cruce.