Restaurar

Cómo tapizar un sofá

tapizar sofá

¿Cansado de tu sofá de siempre y sin dinero para cambiarlo? No te preocupes porque nosotros te proponemos una solución muy sencilla, tapizarlo. Una nueva tela lo renovará por completo cambiando su actual imagen.

En algunos casos el paso del tiempo también pueden provocar el deterioro del tapizado. Para cambiar su aspecto necesitaremos reunir el material y las herramientas adecuadas, que son un martillo, tijeras, grapas o tachuelas, aguja y tenaza. También tendremos que hacernos con una tela para tapizarlo. Para contar la con la tela suficiente hay que medir bien el sofá. Recuerda que siempre es mejor adquirir un poco más y que nos sobre.

Ahora nos ponemos manos a la obra retirando el tapizado que tiene en la actualidad el sofá. Para ello quitaremos las grapas, tachuelas o remaches que pueda tener. Lo siguiente será retirar la tela. Es posible que puedas utilizar esta pieza para cortar la nueva, con las medidas adecuadas. Para que no tengas dudas a la hora de poner la nueva siempre es mejor que tomes nota de como iba o que realices un diseño.

Empezaremos siempre por la parte inferior. Tumbaremos el sofá y colocaremos la tela bien estirada por todo el borde inferior, fijándolo con tachuelas. Este paso es muy importante, así que procura que se encuentra la tela muy lisa. Las tachuelas puedes sustituirlas por clavos o grapas en función de tus gustos. Haremos lo mismo para los cantos y lo siguiente será ponernos a trabajar con el respaldo y los apoyabrazos. Este trabajo te puede resultar complejo, pero hay otras opciones para renovar un sofá.

En el caso de que tengas la tela ya cosida, debes de meterla por el respaldo y los apoyabrazos, para a continuación coserlos en la parte inferior de los mismos o ponerle unas tachuelas. Los cojines del sofá los cerraremos con cremallera o velcro.