Ideas

Cómo tratar y mantener un suelo de barro

Suelo de barro

El barro es un material que empleado en los suelos no necesita unos cuidados demasiado complicados. Sin embargo, si queremos que su aspecto sea nuevo y limpio, existen unos pequeños trucos para tratar y mantener un suelo de barro cada cierto tiempo, y así lograr que nos dure durante muchísimos años como el primer día.

Antes de tratar nuestro suelo de barro, será necesario que lo limpiemos bien. Para ello, bastará con limpiar con aguafuerte para eliminar todos los restos incrustados, y además hacer que el poro del barro se abra. Tendremos que esperar un par de días hasta que se evapore por completo el aguafuerte, y después podremos comenzar con el tratamiento.

Hacemos un primer barrido para eliminar el polvo, y a continuación aplicamos aceite de linaza con una brocha. Gracias al aceite, saturamos los poros, evitando que los productos que aplicaremos a continuación se introduzcan en el poro y no cumplan su función de la forma más adecuada.

No es necesario empapar el suelo con el aceite, es preferible aplicar poco a poco con la brocha, dejando que se absorba, y aplicar más cantidad si vemos que aún no está bien hidratado el barro. Daremos tantas pasadas como veamos necesarias.

Una vez puesto el aceite, dejamos secar 24 horas, hasta observar que el suelo queda completamente mate.

Sobre el aceite de linaza, aplicamos ceras naturales incoloras, las mismas que se aplican sobre la madera de muebles para que recuperen su color original. Se aplican con un trapo o esponja, dando tantas capas como veamos necesarias, sin pasarnos en la cantidad de producto; más vale ir poco a poco que aplicar demasiada cera que acabe estropeando nuestro suelo.

Gracias a las ceras, nuestro suelo de barro quedará protegido frente a la humedad, y será mucho menos quebradizo, manteniéndose como nuevo por mucho más tiempo. Para su posterior limpieza, tan sólo será necesario pasar la escoba para barrer, y fregar con el limpiador de suelos de costumbre.