Herramientas y Materiales

Cómo utilizar una lijadora eléctrica

Electric Sander

Si no sabes cómo utilizar una lijadora eléctrica, no te preocupes. Es bastante sencilla de manejar y con los consejos que te daremos más adelante no tendrás ningún problema.

Ya las encontramos en la actualidad tanto con cable como sin él, e incluso las hay de tamaños más reducidos. Sin lugar a dudas se trata de una herramienta muy útil que podrás utilizar para unas cuantas tareas de bricolaje.

Hay que decir que estas máquinas son bastante seguras a la hora de utilizarlas, pero para conseguir el acabado adecuado hay que tener en cuenta una serie de aspectos. Otro aspecto que hay que destacar de las lijadoras eléctricas es que resultan muy versátiles. Gracias a ella no dejarás ningún rincón sin tratar, aunque para esto siempre es mejor recurrir a la lijadora triángular.

Si tienes pensado realizar varios trabajos en tu casa no dudes en comprar esta herramienta, ya que te permitirá ahorrar esfuerzo y tiempo a la hora de lijar cualquier superficie de madera.

En su parte delantera llevan el papel de lija, que será el encargado de realizar la tarea. Encontramos distintos tipos de papel, así que tendremos que escoger el más adecuado en función del material sobre el que trabajemos y la tarea a realizar.

Las lijadoras sin cables son muy interesantes, ya que nos permitirán realizar cualquier tipo de trabajo sin necesidad de enchufarla a la corriente. Solo hay que mantenerla cargada para poder lijar el tiempo que sea preciso. Se presenta como la mejor opción si tienes pensado trabajar al aire libre o apartado de algún enchufe. Con el lijado le darás un diseño distinto a la madera.

En cuanto a su utilización solo hay que pasarla por la superficie a tratar siguiendo siempre la dirección de la veta. Se trata de sujetarla con firmeza con las dos manos, sin forzarla en ningún momento.