Restaurar

Consejos para pintar los techos

Man

SI tienes intención de renovar el aspecto de tus paredes, también deberás de pintar los techos de las habitaciones. Aunque no te lo parezca también necesitan de un lavado de imagen de vez en cuando porque suelen afearse con el paso del tiempo.

Hay gente que piensa que esta tarea es muy sencilla y que basta con pintar encima de la pintura actual. Realmente los que piensan así están equivocados y los que hayan probado esta opción habrán comprobado que el resultado no es el esperado.

Al igual que las paredes, el techo exige una preparación previa antes de ponernos a pintar, no solo consiste en pasar el rodillo con pintura. Antes de nada hay que sacar de la habitación los muebles y todos los elementos que tengamos en ella. Habrá cosas que no podrás desplazar, por lo que lo mejor es que las cubras con plásticos o unas sábanas viejas. También tendrás que proteger el suelo ante la posible caída de pintura.

El siguiente paso será el lijado de la superficie. Para ello nos cubriremos la cabeza con una gorra e intentaremos protegernos los ojos para que no nos caiga polvo. Una vez que se acabe de lijar hay pasar una escoba para limpiar la superficie y de esta manera conseguiremos que la pintura se pueda adherir mucho mejor.

Ahora ya podemos ponernos a pintar con el rodillo, pero nos ayudaremos de un pincel o una brocha para llegar a las zonas más complicadas, como son las esquinas. En el caso de que acabes y no consigas el resultado esperado intenta darle otra mano de pintura, pero antes es necesario que dejes secar la primera capa.

Lo más aconsejable es que pintes el techo de blanco, ya que de esta manera tendrán mucho más protagonismo las lámparas que uses para iluminar tu casa.