Trucos

Consejos para que se conserven mejor los materiales

Empty wicker chairs around a table

Veamos algunas recomendaciones para conservar por más tiempo mesas y sillas en maderas y fibras naturales.

Para las sillas y mesas de fibras naturales como por ejemplo bambú, mimbre o médula es conveniente pasarles un barniz contra las porosidades y posibles infiltraciones que pueda originar un revestimiento totalmente impermeable. También para el caso del mimbre, durará mayor cantidad de tiempo si lo ubicamos en un sitio sombreado evitando así que no se reseque. Si derramos agua o algún otro líquido tendremos que secarlo rápidamente como forma de evitar el moho. Si quebramos algún trozo lo podemos solucionar simplemente con cola de contacto. Para limpiar el mimbre lo ideal es retirar el polvo y suciedades con agua a presión, luego lo frotamos con un cepillo mojado en agua tibia con jabón y podemos adicionarle unas gotas de amoníaco.

En el caso del loom, que es una imitación de mimbre muy utilizada también, luego de proteger con el barniz y para limpiar lo haremos con una simple aspiradora. De este modo quitaremos todo el polvo de nuestras sillas o mesas.

Las maderas de tecas jamás se pudrirá y los muebles de madera de pino tratado resultan las de mejor rendimiento. Si queremos limpiarlos bastará con un jabón neutro en agua caliente y a cepillar. Para conservar los colores naturales de la teca, hay que aplicarle aceite de teca con un paño por lo menos una vez en el año. Si nos sobra de este aceite podemos aprovecharlo en otras maderas con igual resultado.