Trucos

Consejos para quitar el papel de la pared

quitar papel de la pared

Uno de las primeras reformas que hacemos siempre a la hora de renovar el aspecto de cualquier habitación es pintar o empapelar las paredes. En ese caso es necesario preparar previamente la superficie. Para quitar el papel es necesario que sigas una serie de recomendaciones.

En el mercado encontramos distintos productos para retirar el papel pintado, pero lo mejor es mezclar suavizante para la ropa con agua caliente. Una vez que lo tengamos listo lo echaremos en un pulverizador.

No obstante, siempre hay que proteger previamente la habitación. Nos encargaremos de cubrir el suelo con sábanas o trapos viejos, los muebles que no hayamos podido retirar y quitar los protectores de los interruptores y tomas de corriente. Cuando lo tengamos todo preparado se podrá empezar a quitar el papel de las paredes.

Realizaremos cortes en la pared para crear unos agujeros sobre el papel. Con el pulverizador iremos echando la mezcla intentando que empape bien el papel. Dejaremos que actúe en torno a los veinte minutos. Una vez transcurrido este tiempo empezamos a arrancarlo, siempre de abajo a arriba. En el caso de que lo necesitases podrías ayudarte de una espátula para acabar antes.

Cuando hayas quitado el papel de la pared comprobarás que aún quedan restos de pegamento. Entonces nos tocará limpiar las paredes con detergente de lavavajillas con agua muy caliente. Con una esponja iremos frotando por toda la superficie hasta conseguir que no quede nada de adhesivo. Ten en cuenta que luego dificultaría el pintado o la colocación de otro papel. Y es que el papel pintado está más vigente que nunca.

Se trata de un proceso manual que nos llevará algo de tiempo, pero no implica ninguna dificultad como acabamos de comprobar. Lo último que haremos será enjuagar con agua tibia y secar la pared con una toalla limpia.