General

Construir una rampa de acceso a casa

Barrier free pathway leading to a door

En ocasiones llegar a nuestra casa se puede convertir en todo un calvario, sobre todo si tenemos que subir las escaleras con el carrito de un bebé o una silla de ruedas. En ese caso lo mejor es plantearse construir una rampa de acceso.

Por mínimos que sean los escalones puede llegar a convertir en una barrera infranqueable. Es una tarea un tanto complicada, al alcance únicamente de aquellos que tengan un poco de experiencia en el mundo del bricolaje. A la hora de hacer la rampa hay que tener en cuenta un par de aspectos, que son la inclinación y la longitud de la misma.

En primer lugar hay que calcular el desnivel que tendrá. Cuanta menos pendiente tenga menor será el esfuerzo a realizar. No olvidemos que existe una relación entre el grado de desnivel y la longitud de la pasarela. En el caso de que tengamos previsto instalar una cuesta para que acceda a la vivienda una persona minusválida en silla de ruedas, la pendiente más aconsejable es de un 10%.

Para medir la altura que tenemos que superar, si nos referimos a un lugar con escaleras, hay que situar el metro en el suelo y tomar la medida desde este punto hasta el último escalón.

Si tienes intención de realizar la rampa y no sabes cómo, puedes calcular la longitud de la rampa dividiendo el desnivel en centímetro, multiplicando por cien, entre el porcentaje de la pendiente. De esta manera conseguiremos la medida que debe de tener la cuesta.

También hay que tener en cuenta otros aspectos como el ancho de la pasarela. Lo adecuado es que sea lo más ancha que se pueda para facilitar el tránsito de personas. Además se podría colocar una barandilla para facilitar la movilidad a aquellas personas con problemas para caminar. En el caso de que aún tengas escaleras para llegar a casa siempre podrás utilizar una mochila portabebés para moverte con tu hijo.