Reparaciones

Cortar azulejos sin que se rompan

azulejos

Cortar azulejos sin que se rompan supone una tarea más complicada de lo que parece. La mayoría de las veces se acaban agrietando o rompiendo. Es posible que esto nos obligue a utilizar más azulejos de los previstos.

Para cortar los azulejos será preciso usar un cortador manual de cerámica. Se trata de una herramienta muy utilizada en labores de albañilería. También podemos utilizar una amoladora que tengamos por casa de alguna obra previa. En ese caso bastaría con colocarle un disco de diamante para cortar los azulejos.

En el mercado tenemos otras herramientas que nos serán de gran utilidad para cortar azulejos y baldosas sin que se rompan. Entre ellas están las tenazas, que disponen de afilados dientes. Para esta labor también se puede recurrir a las tenazas de marcar y cortar. Su funcionamiento es bien sencillo, ya que bastará con marcar el azulejo, señalar el corte y al final acabar cortándolo.

Para este tipo de trabajos también nos podría servir la sierra de calar, siempre que tuviese una hoja adecuada para el corte. Cualquiera de estas herramientas que os hemos descrito nos valdría. En el caso de decantarnos por el cortador manual, en primer lugar tendríamos que marcar la línea donde se realizará el corte para a continuación llevar la marca hasta la zona de corte del cortador manual. Alineamos el azulejo el utensilio y pasamos la cuchilla por la marca.

En el siguiente paso tendremos que ejercer un poco de presión en el brazo del cortador para que parta el azulejo. Para intentar suavizar los bordes le pasaremos una lija por el canto cortado del azulejo o baldosa. El proceso es muy similar con el resto de herramientas, sólo que la cuchilla en cuestión será diferente. Además de los azulejos, tienes otras maneras para decorar las paredes a precios bajos.