Trucos

Cuando usamos un producto tóxico

No son pocas las veces en que tenemos que usar productos que son potencialmente tóxicos. El caso más común es el de los insecticidas de uso doméstico, o cuando tratamos algún mueble con problemas, o mismo en alguna tarea de jardinería, cuando usamos un pesticida.

En todos esos casos hay que tomar precauciones. Obviamente que leer bien las instrucciones del fabricante es el primer paso. Hay que usar protección en manos y la vía aérea, empleando barbijo y guantes. No se puede ni fumar, comer o beber durante el uso. Si es posible, como en el caso de un mueble, es ideal usarlo al aire libre.

Cuando terminamos de usarlos hay que lavarse las manos y la cara muy bien con agua y jabón, a pesar de haber usado guantes y barbijo.

Los productos de estas características tienen que ser almacenados correctamente etiquetados, fuera del alcance de los niños y mascotas. Lo ideal es hacerlo bajo llave.

Imagen: carteling.com