Trucos

Cuidado de los muebles de hierro forjado

mueble

Cada vez es más frecuente encontrarnos con el hierro en la decoración de nuestra casa y en los muebles. Gracias a los distintos diseños que nos ofrece este material se pueden conseguir ambientes clásicos y rústicos, tanto para interiores como para exteriores. Eso si, es necesario que les des un especial cuidado a los muebles de hierro forjado.

Por eso no te resultará extraño encontrarte con un cabecero de hierro forjado en un dormitorio matrimonial o con un banco de este material en el jardín. Por ejemplo, pueden encajar muy bien en un dormitorio estilo vintage.

El único inconveniente que se le puede encontrar al hierro es que precisa de unos cuidados especiales si no queremos que se deteriore antes de tiempo. No soporta bien los cambios de temperatura, ni la humedad y el polvo. Estos problemas se experimentan en cualquier lugar de la vivienda, pero se agravan sobre todo al aire libre.

Para que estos muebles nos duren mucho más tiempo es necesario hacerles un mantenimiento adecuado. Cuando la pintura se empiece a levantar es cuando tendrás que preocuparte y ponerte manos a la obra.

Otro contratiempo muy común en el mobiliario de hierro forjado es la aparición de manchas de óxido. Para eliminarlas deberías de utilizar un cepillo que tenga las cerdas de alambre, para a continuación lijar la superficie y darle una capa de pintura antióxido. De esta manera le estarás dando un lavado de cara que te permitirá dejarlo como nuevo.

Para quitar el óxido también existe la posibilidad de frotar con una mezcla de aceite y nafta. La dejaremos que actúe durante algo más de una hora y pasado este tiempo quitaremos la solución utilizando un papel absorbente.

Cuando este tipo de muebles cuentan con tornillos u otro tipo de elementos que se puedan quitar, deberías de quitarlo y meterlos en un recipiente con una bebida de cola. Dejaremos que actúe durante al menos 24 horas, para a continuación dejarlos secar antes de volver a colocarlos. De esta manera se consigue ablandar los tornillos y que tengan una mayor resistencia.