Trucos

Desmontar un radiador

calefaccion

Para pintar la pared o simplemente para limpiarlo tendremos que desmontar el radiador que tenemos en casa. En ocasiones no lo hacemos porque pensemos que se puede estropear, pero siguiendo una serie de pasos que os daremos a continuación no habrá problemas.

En primer lugar hay que asegurarse de cerrar bien la llave de paso del agua. Se trata de la rosca blanca que suele ubicarse a un lado del radiador en la parte superior. Debemos de girarla hasta cerrarla por completo.

Lo siguiente será aflojar los detentores, que son las tuercas de retención que ajustan el radiador a las tuberías y que están cubiertos con tapas a rosca. En función de los puntos de fijación que tenga el radiador puede haber uno o dos detentores. Cuando nos pongamos a aflojarlos hay que hacerlo con cierto cuidado con la llave inglesa, ya que lo más normal es que salga algo de agua. Para evitar que se nos moje el suelo tendremos a mano un cubo y la fregona.

Cuando comprobemos que ya no sale más agua será el momento de descolgar el radidador, que por lo general están sujetos a la pared por escuadras atornilladas o mediante ganchos. En el primer caso tendrás que desatornillar las escuadras y en el segundo te bastará con levantarlo.

Es probable que el radiador aún tenga algo de agua, por lo que para vaciarlo entero tendremos que inclinarlo con cuidado. Una vez que acabemos con esta tarea ya podemos comenzar a limpiar el radiador, pintar la pared o realizar la tarea que queramos. Agradecerás quintar el radiador cuanto tengas que pintar una pared a rayas.

Para montar el radiador en su sitio solo hay que seguir estos pasos a la inversa. Comenzaremos colgándolo y acabaremos ajustando los detentores, las tapas y abriendo la llave de paso del agua.