Ideas

Detalles con frascos de vidrio y pequeñas cajas

old pharmacist's bottles and beakers on white

La importancia de los detalles es tal que cuando uno realmente comienza a valorarla, cambia completamente el enfoque. No se trata de invertir fortunas de muebles espectaculares, se trata de tener buen gusto, aprovechar cada euro y aprender a jugar con los detalles. Hay ideas de todo tipo, como el uso de viejos frascos de vidrio, solo debemos captar cuales de ellas son las más adecuadas a nuestra personalidad (y del resto de la familia, obvio) y sentido del gusto. Luego, manos a la obra que el movimiento se demuestra andando.

Reciclar cajitas

Una idea para hacer con una de esas pequeñas cajitas que siempre hay en los mercadillos, que nos gustan pero no tenemos ni idea que hacer con ellas. Si son de las que tienen divisiones interiores, mejor aún. Lo que haremos es lijarlas y pintarlas de un tono muy claro, como puede ser un marfil. Una vez seca la pintura con una lija vamos a degastar las zonas de mayor roce posible, de modo que se vea bien la madera debajo. Para darle vida, con ayuda de un esténcil, vamos a escribir algunas palabras sueltas, que nos signifiquen algo. Letras pequeñas, y diferente estilo para cada palabra, consigue un efecto muy divertido.

Los frascos  de vidrio pueden ser bien diferentes

Si tienen alturas variadas van a quedar mejor aún. Los vamos a pintar por dentro como ya hemos visto alguna vez. Si la cajita de madera la hemos pintado de marfil, se me ocurre que es buena idea usar para los frascos colores pasteles, como un verde menta muy suave o un celeste. El color de la letras de la caja puede ser el mismo (pero en otro tono) de los frascos, para dar una idea más uniforme. Se pinta vertiendo un poco de pintura en el interior del frasco de vidrio y moviéndolo en todos los sentidos para que cubra todo el interior del mismo.

Solo nos resta armar el conjunto con los frascos en la cajita. También podemos combinar esta idea con las ideas con frascos rellenos.