Herramientas y Materiales

Diferentes tipos de pala para jardín según su función

Palas de jardín

En el mercado existen cientos de tipos de palas diferentes, según las características que les quiera dar cada fabricante a la herramienta concreta que venden, pero básicamente existen 3 tipos de palas para jardín, que tienen utilidades distintas dependiendo de su forma. Aprende a distinguir los diferentes tipos de palas para jardín según su función, y has mucho más fáciles tus tareas de jardinería ayudándote de ellas.

Una pala de jardín está compuesta por dos partes: el mango y la base. Si bien la base de la pala es diferente según el tipo de función de cada pala, el mango puede tener una empuñadura en su mango con forma de T o con forma de D. La forma del mango tan sólo será diferente según el lugar geográfico de dónde proceda la pala, siendo el de forma de T el más común, y el de forma de D más propio de Cataluña, Canarias y Baleares.

La forma del mango no distingue la función de la pala en absoluto, ya que ambas son iguales de fáciles de manejar. Para encontrar el mango perfecto, es cuestión de que cada persona pruebe cuál le resulta más manejable, y se haga con el más cómodo en cada situación.

En cambio, la forma de la base sí que indica qué función tiene la pala de jardín.

palas-1

 

La pala con base más redondeada, y acabada en punta, se utiliza en trabajos de jardinería para excavar en la tierra. Esta forma hace más sencillo que la punta pueda entrar en la tierra con menor presión. El borde superior además es plano para que podamos ayudarnos con el pie pisando y haciendo fuerza hacia abajo si fuera necesario para clavar la pala.

 

palas-3

 

La pala cuadrada con un poco de fondo es la más adecuada para recoger materiales que estén sueltos, como arena o gravilla, y poder transportarlos de un sitio a otro. Este tipo de pala no es conveniente para cavar, porque además de tener que hacer más esfuerzo con ella, podríamos estropear el material al clavarla en tierra dura.

 

palas-4

 

La pala de zapa es similar a la anterior, sólo que la forma es mucho más plana, y tiene la parte de abajo cuadrada y afilada. Es ideal para clavar en la tierra para hacer bordes cuando se necesita hacer surcos lineales, e incluso para retirar trozos enteros de césped conservando la tierra dónde está enraizado. En este caso puede haber dos formas diferentes, siendo más estrecha la pala especial para hacer surcos, y más ancha en la parte baja la pala para eliminar trozos de tierra y césped.