Herramientas y Materiales

Diferentes tipos de papel pintado y para qué se usan

Pared con papel pintado

Una idea de decoración para paredes de lo más original es utilizar papeles pintados. Existen en el mercado tanta variedad de materiales, formas, diseños y colores, que puedes personalizar por completo cualquier estancia de tu hogar. Descubre los diferentes tipos de papel pintado, para qué se usan cada uno, y atrévete a añadirlos a la decoración de tu casa.

Papel ligero. Es el más económico, ya que no tiene ninguna protección exterior, por lo que precisará que tengamos más cuidado en su mantenimiento para que se mantenga como nuevo. A la hora de colocarlo es necesario que se haga con sumo cuidado para no deteriorarlo, y una vez terminado el proceso, el único mantenimiento que precisará será rozarlo lo menos posible y tener cuidado de que no se manche.

La gran ventaja que ofrece es que si se estropea, podemos volver a cambiarlo por muy poco dinero.

- Papel vinílico. Se trata de un papel pintado que viene recubierto por una fina capa plástica que lo protege de la humedad, del roce y otros daños. Es el papel idea para ser utilizado en cocinas, y baños, e incluso en habitaciones infantiles en sus diseños más coloridos, ya que puede ser más resistente frente a las manitas inquietas de los más pequeños.

Existen papeles vinílicos que están recubiertos con tela o fibra de vídrio, mucho más resistentes al roce y la humedad, pero también más pesados y ligeramente más difíciles de colocar. La ventaja es que una vez que han sido colocados en las paredes, puede durar muchos años manteniéndose como nuevos.

Para la colocación de los papeles pintados en las paredes, existe una nueva cola líquida muy fácil de utilizar y útil para todo tipo de papeles.

Para utilizar esta cola, debemos prepararla siguiendo los pasos que indica en el proveedor en el envase, y ya estará lista para que podamos pegar los papeles pintados en nuestras paredes de forma duradera y resistente.