Reparaciones

Diversas formas de proteger la madera

Diversas formas de proteger la madera

Muchas veces tenemos objetos de madera que nos gustan mucho, pero queda claro que lo más interesante es la madera en si misma. Es fundamental poder verla, que se destaquen sus vetas y su naturalidad. Eso le da un sentido estético muy potente. Tal vez en otros casos nos gusta mucho que se vea claramente, pero le queremos dar un tono. Pues sea cual sea el caso, lo fundamental es que la madera tiene que estar bien protegida, porque es la clave de la salud de la misma. Veamos protecciones simples y de uso corriente.

Materiales para la protección

Una forma muy natural es protegerla con aceite de lino. Es muy simple de aplicar con pincel y notaremos como la madera lo absorbe con cierta velocidad. Es natural y es excelente para la madera, el problema es que hay que reponerlo cada pocas semanas. Si no nos importa tomarnos el trabajo, queda muy bien.

Las ceras naturales son excelente protecciones. Pueden ser incoloras o pueden venir con algún tono, una ventaja es que se puede sacar lustre y disfrutar de su brillo. Igual que el caso anterior requiere reponerse cada poco tiempo. En general no da mucho trabajo, pero hay que hacerlo.

Los barnices son protecciones duraderas, a diferencia de las anteriores. Puede ser incoloro o con tonos. De hecho podemos comprar un barniz incoloro y le agregamos unas gotas de pintura al óleo hasta dar con el tono que nos gusta. Podemos jugar con tonos diversos, no solo los naturales de la madera.