Trucos

Más opciones en el dorado a la hoja

gilded apple decoration to winter holiday

Este post debería comenzar con la advertencia que estas técnicas generan vicio. No hay otra forma de decirlo, una vez que aprendemos a dorar a la hoja, si uno de los peques se queda quieto, pues a dorarlo. Es fácil y queda tan bien que es una tentación. Hace mucho tiempo hemos visto como hacerlo pero hoy veremos algunas variantes actuales, ya que en el mercado todo el tiempo salen productos nuevos. Esta técnica se puede usar en muebles, cajitas, marcosn,  cuadros otoñales, … todo lo que se nos ocurra.

Para dorar a la hoja debemos comprar las láminas en una tienda de artesanías. Lo interesante es que ahora hay hojas de plata y de cobre también lo que aumenta nuestras opciones. Se pueden combinar, de acuerdo a nuestra creatividad.

Elegir el pegamento adecuado

Un punto muy importante es el pegamento que vamos a usar  y el punto mordiente, que es el que debemos aprovechar para pegar la hoja. Si usamos como pegamento cola de oro procedemos como hemos explicado en el cómo se hace el dorado a la hoja. Si usamos goma laca, debemos saber que en el momento ya está apta para pegar la hoja, no debemos esperar ya que es de secado rápido. Otra opción es el barniz sintético. En este caso también hay que esperar, como con el pegamento cola de oro para que se alcance el punto mordiente.

Un secreto que es muy especial

¿Queréis hacer el trabajo ahora, tenemos todo en casa menos el pegamento? Pues, a la cocina. Si usamos un diente de ajo fresco, el que frotamos en la superficie de base, va a actuar como pegamento. El olor a ajo se va en un rato, a  no asustarse.