Ideas

Dos ideas para perfumar armarios y ambientes

Thyme herb and mortar isolated on white

Casi todos hemos tenido una tía o abuela muy habilidosa, que mantenía su casa impecable y súper bien perfumada. Obviamente que no lo hacía en base a nada que se pudiera comprar en la tienda, sino a un poco de ingenio y ganas de hacer cosas. Pues ahora, que claramente es el momento de ahorrar, no tenemos porque renunciar a una casa que siempre huela muy bien. Si a eso le sumamos que nos gusta hacer cosas y ser creativos, pues dos ideas para conseguir todo eso, con un mínimo de trabajo y muy poco dinero (o ninguno).

Para perfumar el ambiente

Primero, vamos a necesitar un frasco de vidrio con la boca (el extremo superior) bien ancha. Si le queremos dar un toque muy femenino, ese frasco lo vamos a cubrir con un trozo de encaje o puntilla  y una vez que está bien fijo, lo vamos a pintar con pintura de esmerilar en aerosol. Una vez que se ha secado lo retiramos y nos queda espectacular.

Para la otra idea

Aromatizador de armarios, solo vamos a necesitar un poco de tul. No necesitamos hacer costuras ya que vamos a recortar un cuadrado grande y luego que pongamos el contenido (que será el mismo que el del frasco) lo atamos con una bonita cinta.

Para aromatizar vamos a cortar unas ramitas de lavanda y cualquier otra aromática que nos guste mucho. Seguro que siempre tenemos nuevas plantas aromáticas en el jardín o terraza. Lo dejamos secar y lo mezclamos con un poco de viruta, que se consigue en cualquier carpintería (seguro os regalan una buena cantidad). Finalmente o va a la bolsita, o al frasco, el cual tendrá a modo de tapa un cuadrado de tul, sujeto con cinta o lazo.