Ideas

Dos opciones para decorar un rincón

An old fashioned iron and ironing board

La planificación de la decoración de un lugar, nos ayuda no solo a ahorrar bastante dinero (las sorpresas siempre con caras) sino que también nos hacen llegar a resultados mucho más satisfactorios. En esa planificación, es importante definir ideas. Por ejemplo, quiero que el salón sea de un estilo shabby chic. Pues nos orientaremos solo en ese sentido. Con un poco de trabajo, mucha pintura blanca y diseños con flores pequeñas de colores, llegaremos a un resultado fantástico.

Un rincón diferente

Claro que hay veces que lo que queremos es dar un toque especial no a todo un ambiente, solo a un sector o rincón. Hoy veremos como crear un rincón vintage en el recibidor y otro en el jardín, usando en ambos casi los mismos elementos.

Vamos a usar una antigua tabla de planchar

Desnudamos la madera y tenemos dos opciones. O hacemos un decapado, como ya hemos visto, con dos colores que queden bien en el ambiente. La otra opción es pintura blanca y una pátina de envejecimiento.

Si la vamos a colocar en el recibidor. Un florero delicado de cristal y una lámpara pequeña, con esténcil de encaje en la pantalla. Esto nos quedará sumamente romántico y antiguo.

La otra opción es la misma tabla, pero en una zona del jardín que tenga techo, para que la madera dure más. En este caso es ideal un decapado. Sobre la tabla vamos a colocar una maceta con flores, pero la maceta quedará oculta porque la vamos a envolver en una tela rústica, tipo arpillera. Una jarra antigua o elementos para regar, pintados de modo que combinen. Podemos colocar también alguna herramienta pequeña, como las palas de mano de jardinería.