Trucos

El almacenamiento del calzado

El almacenamiento del calzado

Almacenar correctamente el calzado hace no solo a su duración, si no que a la prolijidad de nuestra zona de almacenar prendas. Puede ser en un vestidor en el mejor de los casos, o en la parte inferior de un pequeño armario en el caso más modesto. En el medio de esas opciones tenemos muebles o dispositivos diseñados para eso y que luego veremos en detalle como hacer.

Antes de guardarlos

Sea donde sea que se almacenen, no debe hacerse en el momento que los quitamos. Es muy importante dejarlos un buen rato al aire libre, de ser posible, para evitar malos olores. El zapato se deben  guardar siempre limpio  y muy seco.

En el momento de almacenar se debe colocar algún desodorante o talco específico para calzados. Además de eso, no es mala idea colocar unas cuantas hojas de lavanda, que perfuman de forma natural.

Cajas con ventilación

Si los vamos a guardar en cajas, hay que perforarlas un poco para que tengan cierta ventilación mínima. Las cajas que quedan más abajo son las que tienen que asegurarse la ventilación ya que son las más comprometidas.

Los zapatos que se usan para deporte son los que tienen mayor tendencia a acumular olor. En ese caso es importante quitar la plantilla y guardarla aparte. Siempre tienen que estar perfectamente secos.

Si el calzado no se va a usar en mucho tiempo, para evitar deformaciones vamos a colocar papel periódico en su interior.

Cada poco tiempo hay que retirar todos los zapatos y limpiar muy bien la zona de almacenamiento.