Herramientas y Materiales

El equipamiento para pintar

Pintar la casa es algo que no requiere de mucha sabiduría, pero sí de mucho empeño y prolijidad. Hay que hacerlo con ganas, paciencia, pero sobretodo, siguiendo las instrucciones del fabricante de la pintura que vamos a usar. Hoy día las opciones son muchas y son accesibles para cualquiera.

Hay que tener un equipamiento mínimo para poder pintar una habitación, sobretodo en cuanto a pinceles y rodillos se refiere.

Los pinceles o brochas de 10 cm son las que usaremos en techos y paredes. Los de hasta 5 cm, son los ideales para pintar los zócalos y las puertas. Para pintar las ventanas y sus marcos, lo ideal son los de 2 cm o un poco más.

Los pinceles que vienen cortados en ángulo, son ideales para esos rincones bien complicados. Igualmente es importante tener un pincel bien pequeño para esos detalles que son la clave de la prolijidad.

Si vamos a pintar con rodillo, la bandeja tiene que ser la adecuada y estar en condiciones. En este caso, si usamos rodillo las terminaciones pueden costarnos un poco más, pero es cuestión de practicar.

Imagen: bricolajeydecoracion.com