Herramientas y MaterialesIdeas

El gresite en decoración

El gresite en decoración (I)

El gresite es un material que se usa cada día más en la decoración de baños y cocinas. Originalmente solo se empleaba en piscinas, pero su uso se ha ido ampliando dadas las ventajas que nos ofrece este noble material.

El proceso de fabricación incluye la cocción a altas temperaturas. Es un material altamente resistente tanto a las manchas como a los productos químicos que se emplean en una piscina, a las temperaturas extremas, al paso del tiempo y a la luz solar. Esto lo hace ideal para un lugar de alta exigencia como es la cocina o el baño. La limpieza del mismo es sumamente simple y no tiene indicaciones especiales en ese sentido.

Durante años solo se lo usaba en los espacios exteriores, pero los nuevos diseños y las tendencias decorativas lo han hecho un material elegible para el interior del hogar. La posibilidad de combinar formas diferentes y colores hace que sea especialmente atractivo.

De la forma tradicional cuadrada que se vendía hace unos años, han cambiado muchas cosas. Se los fabrica en formas tan variadas como hexágonos o rectángulos, que nos permiten un juego muy interesante en cuanto a diseño. Pueden tener un acabado muy brilloso o no tanto, con bordes más cortantes o también redondeados.

La colocación no es tan compleja, ya que hoy día vienen en planchas llamadas teselas, que permiten seguir sin problemas superficies curvas. Se los puede usar tanto en paredes como en pisos.

La mayor desventaja es el precio, que no es muy bajo. Claro que si pensamos en la duración y el poco mantenimiento, esta desventaja no es tal a la larga.