Trucos

El lavado de la ropa del bebé

Baby clothing hanging on a rope with motley clothes pegs

Cuando nace el primer bebé de una familia, todo es alegría y miedo  como por ejemplo el lavado de la ropa del bebé. El no saber que hacer, ni como ni porque, es una fuente de estrés permanente. Hay tanta invasión de información que reciben los futuros padres, tanto del entorno como de todo tipo de publicaciones, que al final quedan más confundidos. Una abuela dice una cosa, la otra lo contrario y la tía algo intermedio. Pues, no entrar en pánico, confiar en el criterio propio y preguntar a las personas de mayor confianza.

Uno de los temas más polémicos, es la vestimenta y su cuidado

Al hablar del cuidado de la ropa del bebé, vamos a incluir la ropa de cama, ya que tiene un extenso e intenso contacto con su piel. En todos los casos, la ropa debe ser de fibras naturales  y lo que va contra la piel del niño, con un mínimo de costura que lo puedan molestar. Veamos como cuidar esas delicadas prendas, teniendo en cuenta que esos cuidados se deben mantener los primeros meses de vida, no menos de 6.

Cuando la ropa del bebé se mancha con las deposiciones  o con vómito (o sea, varias veces al día) lo ideal es colocar esa prenda en remojo, sin dejar que se seque. Lo lavamos a mano para asegurarnos que quede perfecto.

El jabón debe ser neutro y no debemos cambiar de marca, salvo que nos de problemas. En ese caso lavamos solo una prenda y probamos si le molesta al niño. Recién ahí se puede comenzar a usar en un lavado completo. No se recomienda el uso de suavizante o acondicionadores en la ropa del bebé. No aporta nada diferente y puede ser irritante.

Si lavamos en la máquina, hay que usar un lavado para prendas delicadas y con un aclarado doble, tema fundamental.

Un correcto lavado es uno de los cuidados  para la piel del bebé.