Trucos

El limón como limpiador

No es solo una cuestión de ser amigable con el medio ambiente, lo que de por si es importante. El utilizar trucos caseros en las tareas del hogar, en lugar de comprar productos de limpieza, nos abarata costos enormemente. El limón es una de las principales armas en este sentido.

Si tenemos una mancha de óxido en una prenda de vestir, debemos proceder de la siguiente forma. Cubrimos la mancha con sal  y directamente sobre ella, un poco de zumo de limón. Dejamos un rato al sol  y ya podemos lavar normalmente.

Otro uso interesante es para quitar manchas en los objetos de plata. Preparamos una papilla similar a la anterior, con sal y limón. Frotamos la mancha con esta papilla hasta eliminar la mancha, con una tela limpia. Dejamos actuar unos minutos. Aclaramos y secamos. El paso del secado es casi tan importante como los anteriores.

Imagen: aulafacil.com