IdeasTrucos

Cómo elegir la pintura para un dormitorio pequeño

Painting the wall

En varios post hemos visto trucos que tienen como finalidad dar la sensación de que un espacio es mayor de lo que en realidad es. Hoy día los pisos tienen dimensiones que podemos catalogar de todo menos de generosas, por lo que recurrir a estos trucos es importante. No por tener un dormitorio pequeño tiene que ser aburrido. La pintura es una herramienta muy simple y económica, que nos permite dar esa amplitud y elegancia que queremos.

Usar un color de impacto

El blanco agranda pero es muy aburrido. Si igualmente nos inclinamos por él, podemos elegir una sola pared o muro de impacto, para dar color. Esa pared tiene que tener una iluminación muy buena. En el caso de un dormitorio es importante que el muro de impacto sea (si es posible) el de la cabecera de la cama. Si queremos podemos usar ese mismo color pero en tonos mucho, pero mucho más suaves, en el resto de las paredes.

Colores de moda

Si la idea es estar a la moda y proyectar elegancia, hay dos colores que son claves: gris y malva. El punto es que si usamos estos colores fuertes, luego la cama tiene que tener textiles en colores muy suaves, blanco, arena o pasteles suavísimos. Para el toque de color, algún que otro cojín sobre la cama con detalles de los tonos del muro de impacto.

En lo personal si tengo que dar un consejo me gusta mucho el malva pero para una chica. Es un color netamente femenino (es una apreciación personal, obvio). Sin embargo el gris, sobre todo en los tonos actuales, se adapta tanto para una mujer como para un hombre.