Trucos

Evita las hormigas en casa

little smiling ant vector illustration

El verano es la típica estación en la que nos podemos llevar una desagradable sorpresa al encontrar nuestra casa invadida por las hormigas. Por ello podemos seguir unos consejos para evitar que entren las tan molestas hormigas.

Qué hacer para evitar las plagas de hormigas

Debemos procurar que no se formen plagas, por lo que debemos actuar antes de que se produzcan.

Las principales causas de que las hormigas entren en casa son sobre todo los restos de comida y la humedad de la cocina. Por ello lo mejor es no dejar ningún resto de comida y tapar los alimentos que estén al aire libre.

Cuando vayamos a limpiar nuestro hogar debemos utilizar vinagre mezclado en agua, así como poner bicarbonato sódico en las esquinas y otros lugares como las ventanas y los rodapiés. También debemos encontrar el nido que estará en una grieta, para ello seguiremos la fila formada por las hormigas. Una vez localizado el nido taparemos la grieta, aunque previamente podemos echar amoniaco en el interior y alrededores. Para prevenir que aniden debemos evitar las humedades en cocinas y baños y utilizar silicona o masilla para sellar los huecos.

Y además…

Existen otros trucos más allá del clásico insecticida, el cual sólo las eliminará en el momento y no a largo plazo. Podemos utilizar insecticidas más efectivos como los cebos y los productos líquidos.

Las hormigas odian el olor a hierbabuena y menta, así que podemos plantarlas en maceteros y colocarlos en las entradas del hogar, sobre todo si estas dan a un jardín o zona exterior. Otros olores que las hormigas no soportan son la pimienta roja y la canela, por lo que podemos esparcirlos por la casa.

También, y siempre con precaución por su toxicidad, podemos mezclar ácido bórico con azúcar, harina y agua. Haremos unas bolitas con la masa y las pondremos cerca del nido de hormigas, con cuidado de que los niños y las mascotas no tengan acceso.