Ideas

Evitando accidentes en casa por la estufa

En invierno los accidentes producidos en los hogares por estufas que se usan en condiciones incorrectas o simplemente por imprudencias tienen muy amargas consecuencias. No solo mueren cada año muchas personas por este motivo, sino que muchos más quedan con lesiones, en algunos casos de por vida. Seamos prudentes en el uso, ya que el tema es sumamente serio.

La limpieza de la chimenea es clave y tiene que ser hecha por un profesional salvo que tengamos amplia experiencia en la materia y el equipamiento adecuado. Cuando la chimenea se encuentra sucia puede ocurrir que se intoxique la gente por acumulación de humo, o simplemente puede prenderse fuego provocando un incendio.

Otro punto muy importante es no colocar ropa a secar frente a la estufa, sobretodo a menos de un metro de distancia. Si lo hacemos, hay que proteger con algo que evite que salten chispas, hay que respetar la distancia y hay que estar presentes en todo momento. No se puede dejar la ropa secando y salir del lugar. Ni hablar que no se puede dejar de noche.

Las mascotas y los niños no se pueden acercar al fuego, cosa que hay que evitar siempre en forma segura, con alguna barrera que lo impida. Estos son los peores accidentes  y lamentablemente son más frecuentes de lo que se cree. Una chispa enciende la ropa de un niño más rápido de lo que prevemos.

Cuando nos vamos a dormir la estufa tiene que apagarse sin duda alguna y hay que verificar que así sea. Puede rodar un leño, saltar una chispa… y se produce un incendio.