Ideas

Excelente guía para la iluminación de un dormitorio infantil

guía para la iluminación de un dormitorio infantil

En estos años se han roto varios paradigmas, en casi todas las ramas de actividad. Lo que antes era una verdad casi absoluta hoy es algo que ha dejado de tener sentido. Dentro del rubro de la decoración, desde siempre había un paradigma que indicaba que la iluminación era una parte clave de la misma, algo bastante obvio; pero que a su vez era algo realmente caro. Una habitación con una iluminación excelente, indicaba sin duda alguna que se había invertido una fortuna en ella.

Hoy día eso no es así ni remotamente

Cambiar o modificar en algo la iluminación esta al alcance de la mano con una ventaja muy importante: no solo el precio ha variado en sentido favorable al consumidor, sino que la eficiencia del equipamiento y las prestaciones que nos brinda con enormes.

Cuando diseñamos una habitación infantil además de las tradicionales consideraciones estéticas y funcionales, debemos priorizar la seguridad. La oferta es variada y las decisiones parecen complicarse, justamente por el número de opciones. Sin embargo he encontrado una enorme ayuda en la guía de Simón, que además de ser clarísima tiene la ventaja de ser muy confiable. Os cuento algunas de las ideas que proponen (que son muchas) que me parecen más destacables.

La línea de fundas para los interruptores os dejará gratamente sorprendidos. Es un modo de aportar diversión en la decoración, en un elemento que suele ser neutro, por lo tanto, desaprovechado. Hay fundas estampadas, de colores, antibacterianas (tema clave en la habitación de un recién nacido) y las más graciosas que son las personalizables. Las sugerencias en este sentido van desde las fotografías (del niño, de la mascota, de la familia, etc.) hasta los dibujos que ha hecho el pequeño artista.

La iluminación necesaria

Otra línea súper interesante es la de reguladores de luz. No siempre necesitamos la misma intensidad de luz en la habitación de un bebé. Una cosa es al vestirlo o cambiarle los pañales y otra es entrar a verificar si duerme tranquilo. Esas opciones están completamente previstas y con una simplicidad que os sorprenderá. En el caso de niños muy pequeños (o madres y padres aprensivos) los escucha bebés son una ayuda importante de la que se dispone de un modo igualmente simple.

Los quitamiedos y balizas de cortesía permiten dos tipos de orientaciones lumínicas sumamente tenues (de esta forma no interfieren con el descanso) pero que a su vez le dan al niño la tranquilidad y confianza que necesitan.

Solo os he contado parte de lo que ofrece la guía de iluminación. Os recomiendo enfáticamente utilizarla.