Trucos

Fabrica tu estor enrollable

Fabrica tu estor enrollable

Cuando estamos en busca de la cortina perfecta, se nos plantean muchas opciones, pero si queremos fabricarla nosotros mismos, hay opciones más simples que otras. No todos somos muy hábiles en eso de la costura  y más que un dobladillo lo demás parece física nuclear. En realidad ni siquiera es tan complicado, pero nos cuesta dar ese paso y correr  el riesgo de arruinar una buena tela. Una de las opciones más simples es fabricar nuestro propio estor enrollable.

Materiales necesarios

Vamos a necesitar la tela, que debe medir un largo que supera 5 cm el de la ventana y un ancho que lo supere en 3 cm. La tela para este tipo de cortinas es más bien densa, lo ideal es una loneta. También debemos tener el rodillo, la fijación para el mismo, un listón de madera del ancho de la cortina y unas tachas. Todo esto se puede comprar en un conjunto que ya nos venden o por separado  como sea más barato. Destacamos que lleva justo la tela del ancho, o un poco más, lo que también reduce los costos.

Cómo hacerlo

El primer paso es hacer un dobladillo en los laterales y luego en la parte inferior. En el vamos a colocar el listón de madera, luego de lo cual cerramos los laterales. La parte superior de la cortina la pegamos al rodillo con ayuda de las tachuelas, bien derecha.

Solo nos resta instalar los soportes o mecanismos de fijación de la cortina a la pared y luego colocar el rodillo en ese lugar. Pues ya tenemos nuestra cortina, con un trabajo mínimo y un gasto muy bajo.